consejos, Consejos para la familia, emociones, salud

Para ti mujer: El secreto para sentirte feliz contigo misma

 La felicidad son estados emocionales que varían en intensidad y duración.  Cuando deseamos trabajar con nosotras mismas y nuestra felicidad es importante el auto conocimiento. Esto te ayudará a saber quien eres y cuales son tus gustos, preferencias y necesidades. No puedes buscar aquello que no conoces.

Necesitas sacar tiempo para reflexionar sobre aquellas cosas que te gustarían sucedieran en tu vida en los próximos años. Transportarte a tu vida ideal te ubica para que puedas recorrer el camino desde donde estas hacia donde quieres ir. Luego debes trazar un plan para saber que áreas necesitas trabajar para lograr lo que deseas tener. Busca información acerca de aquellas cosas que necesitas mejorar y no sabes como hacerlo. Buscar ayuda es de sabios, infórmate.

Hay otros factores que necesitas considerar para lograr la felicidad propia. Las mujeres tienden a cambiar de emociones influenciadas por las hormonas. Es posible que por descontrol hormonal te sientas triste y hasta deprimida. De ser así busca ayuda de un profesional de la salud. Los ambientes de mucha tensión pueden hacerte sentir triste, evítalos de ser posible. La alimentación y el ejercicio  son fundamentales en el bienestar del cuerpo y la mente. Incluye hábitos de sana alimentación y rutinas de ejercicios. Te ayudará a sentirte satisfecha contigo misma. Se recomienda trabajar con la espiritualidad y tiempo de reflexión donde te conectas interiormente contigo misma y con tu creador. Otro aspecto muy importante son las horas de sueño sin el descanso reparador no te sentirás tolerante contigo misma y con los demás.

 Escribe el nombre de tu red de apoyo y agradece a Dios por rodearte de buenas personas. No tienen que ser perfectas pero son personas que te aman y están cerca de ti. Perdona a todo el que te lastimo, el perdón no beneficia a la otra persona solamente, el perdón te libera a ti. Agradece a Dios cada bendición que te ha otorgado y aquellas que están por venir. El agradecimiento permite que lleguen más bendiciones a nuestras vida. Ver lo bueno te ayudará a valorar y disfrutar lo que tienes promoviendo un estado de bienestar que como resultado traerá la felicidad.