consejos, Consejos para la familia, emociones, salud

Para ti mujer: El secreto para sentirte feliz contigo misma

 La felicidad son estados emocionales que varían en intensidad y duración.  Cuando deseamos trabajar con nosotras mismas y nuestra felicidad es importante el auto conocimiento. Esto te ayudará a saber quien eres y cuales son tus gustos, preferencias y necesidades. No puedes buscar aquello que no conoces.

Necesitas sacar tiempo para reflexionar sobre aquellas cosas que te gustarían sucedieran en tu vida en los próximos años. Transportarte a tu vida ideal te ubica para que puedas recorrer el camino desde donde estas hacia donde quieres ir. Luego debes trazar un plan para saber que áreas necesitas trabajar para lograr lo que deseas tener. Busca información acerca de aquellas cosas que necesitas mejorar y no sabes como hacerlo. Buscar ayuda es de sabios, infórmate.

Hay otros factores que necesitas considerar para lograr la felicidad propia. Las mujeres tienden a cambiar de emociones influenciadas por las hormonas. Es posible que por descontrol hormonal te sientas triste y hasta deprimida. De ser así busca ayuda de un profesional de la salud. Los ambientes de mucha tensión pueden hacerte sentir triste, evítalos de ser posible. La alimentación y el ejercicio  son fundamentales en el bienestar del cuerpo y la mente. Incluye hábitos de sana alimentación y rutinas de ejercicios. Te ayudará a sentirte satisfecha contigo misma. Se recomienda trabajar con la espiritualidad y tiempo de reflexión donde te conectas interiormente contigo misma y con tu creador. Otro aspecto muy importante son las horas de sueño sin el descanso reparador no te sentirás tolerante contigo misma y con los demás.

 Escribe el nombre de tu red de apoyo y agradece a Dios por rodearte de buenas personas. No tienen que ser perfectas pero son personas que te aman y están cerca de ti. Perdona a todo el que te lastimo, el perdón no beneficia a la otra persona solamente, el perdón te libera a ti. Agradece a Dios cada bendición que te ha otorgado y aquellas que están por venir. El agradecimiento permite que lleguen más bendiciones a nuestras vida. Ver lo bueno te ayudará a valorar y disfrutar lo que tienes promoviendo un estado de bienestar que como resultado traerá la felicidad.

consejos, salud

Lista de criterios para conocer si es el hombre ideal para mí

Una de las mayores interrogantes a la hora de elegir pareja suele ser la duda sobre la persona que estamos conociendo. Al principio de conocer a un hombre comenzamos a ver sus cualidades y tal parece que lo enviaron del cielo específicamente para ti. Luego de pasados unos meses comienzas a darte cuenta que aquel hombre de ensueño también tiene defectos o quizás le has llamado olvidos por distracción. Intentas pedir la opinión de tu mejor amiga y lo que te dice no es lo que deseas escuchar así que mejor lo pasas por alto y sigues adelante con la relación.

 Necesitas conocer que el efecto del enamoramiento en el cerebro te hace idealizar a la otra persona. Es como si estuvieras esperando a la persona perfecta para ti y al llegar este hombre le adjudicas todas las cualidades que deseas que tuviera aun sin poseerlas. Entonces ocurre el efecto del hombre perfecto pero solo lo puedes ver tu porque esta en tu cerebro. Las señales que te muestren que no es lo que esperabas son ignoradas intencionalmente por tu cerebro. La mala noticia es que este efecto puede durar dos años aproximadamente. Luego de mantener una relación por dos años puedes haberte comprometido o hasta casado. Es por esta razón y muchas otras que el porciento de divorcios en los matrimonios es muy alto. Te daremos unos breves consejitos que te ayudarán a seleccionar a ese hombre que deseas conocer utilizando tu inteligencia.

Recuerda utilizar aquellas que te apliquen:

 

   Sus palabras y actos son consecuentes. Dice y hace lo que dice. La palabra de un hombre es considerada muy importante para realizar tratos. Si un hombre no cumple lo que dice es la primera señal de alerta.

 

  Mantiene buena relación con sus padres. Hay un refrán conocido que dice “Buen hijo será buen compañero” Si le falta el respeto a sus padres eventualmente lo hará contigo.

 

  Administra bien sus finanzas. Las finanzas son un buen ejemplo de responsabilidad. No requiere tener millones sin embargo es muy importante que pague sus cuentas. No desearas tener que pagarlas tu en el futuro.

 

  Quienes son sus amigos. Dime con quien andas y te diré quien eres. Las malas amistades influyen directamente en la forma de pensar y comportarse de los seres humanos.

 

  Cuando están juntos solo habla de si mismo. Esta es una señal de no saber escuchar al otros y más aun de estar tan lleno de si mismo que no hay espacio para nadie más.

 

  Demasiadas relaciones anteriores. Este aspecto demuestra inestabilidad. Todas las anteriores estuvieron equivocadas. La verdad es que hay un factor común en cada relación rota y es el  mismo.

 

 Mantente alerta, las señales siempre aparecen, no las ignores. No caigas en la trampa de pensar que podrás cambiarlo y que las demás no pudieron. La realidad es que solo cambia aquel que realmente quiere hacerlo. Buena suerte!

 

 

emociones, salud

De la enfermedad a la salud

En el interior de cada ser humano se encuentra un banco de datos que nosotros le llamamos recuerdos. Toda la información adquirida a través de las experiencias de vida se encuentran guardadas en la memoria. Aunque usted no pueda recordar de forma consciente, los sucesos de su vida quedaron archivados. El 90% de los recuerdos que tenemos los podríamos clasificar como inconscientes. El otro 10% corresponde a los recuerdos conscientes. Cada recuerdo almacenado se guarda en forma de imágenes en nuestra memoria. Cada imagen produce en nuestro cuerpo efectos fisiológicos asociados a la emoción que se asocia con la misma.

Dr. Hamer, un médico alemán que llegó a concluir que, tras enfermedades graves como el cáncer, podía haber un problema emocional vivido en soledad, que acaba atrapando a la persona hasta el punto de dejar de dormir. Esta es la clave que hace que una enfermedad que estaba en el plano emocional acabe transformándose en una enfermedad física; el cuerpo se desajusta por falta de descanso. Según el Dr. Hammer tras la enfermedad hay un desequilibrio energético. Tenemos un cuerpo energético que vitaliza al físico y, que al ser impactado por el sufrimiento emocional, deja zonas del cuerpo bajas de energía, perdiendo éste la vitalidad que necesita. Promueve que la curación pasa por la resolución de un conflicto emocional y no por el consumo de fármacos.

 Emociones que enferman:

Emociones  negativas como el miedo, tristeza, represión de los sentimientos, odio o rencor provocan enfermedad.

 Emociones que sanan:

Sentimientos asociados al amor, como el perdón, son claves para superar los conflictos y recuperar la normalidad física, emocional y espiritual. Nos ayudan a ser felices.

Podemos aprender de la enfermedad y mejorar nuestra vida. Este proceso nos ayudará a adquirir sensibilidad hacia los demás y hacia los propios sentimientos. También nos alerta que hay algo en nuestro interior que no está bien, es un aviso de la enfermedad espiritual y un revulsivo para cambiar. El cambio interior es lo más importante. Si no hay voluntad de solucionar los malos hábitos psíquicos y problemas emocionales, si no se encuentra un motivo para vivir, no habrá una  curación permanente. Ayuda saber que somos espíritus inmortales que venimos a avanzar en el aprendizaje del amor y que los problemas nos pueden ayudar a ello.

La ayuda tiene que ser a todos los niveles como por ejemplo:

-Energético como las terapias de laser de baja frecuencia

– Masajes de Organización Neurológica Funcional

-Físico como la alimentación vegetariana, desintoxicar el cuerpo y hacer

ejercicios.

-Espiritual intentando ayudar a la persona a resolver su problema

emocional. (siendo el primer paso exteriorizarlo, no vivirlo en soledad)

Hacerle saber que su problema emocional tiene solución, que tiene que pedir ayuda o tratar de solucionarlo con la persona con la que lo tiene. Si habla con ella y la perdona, ayudará a la relación y resolverá el problema emocional.

Existen varios factores para las enfermedades. Hay enfermedades provocadas exclusivamente por un problema emocional y otros donde predomina un factor genético, una predisposición que hace que una persona, bajo cierta circunstancia emocional o físico-química, sea más propensa que otra a desarrollar la enfermedad. Alimentos, radiación, tóxicos, todo influye.Sanar nuestro cuerpo y nuestra vida es nuestra responsabilidad. Requiere un cambio de hábitos de vida y pensamiento. Debemos crear consciencia y comenzar a trabajar con las pequeñas señales de aviso que nuestro cuerpo produce. Ignorar estas señales traerá consecuencias graves a largo plazo. Cuando trabajamos con nuestro cuerpo para sanar debemos incluir la parte emocional asociada a la enfermedad para adelantar el proceso. Sanar tu cuerpo pero no tus emociones te llevará a producir más enfermedad. Recuerda que tu puedes contribuir de manera activa al fortalecimiento de tu vida.

L. Dávila