consejos, emociones

¿Quién eres de verdad?

 
18-mayo.png
 
Poner por palabras nuestras emociones y sentimientos no es algo fácil de hacer. Nos han enseñado a ocultar nuestros verdaderos sentimientos desde que somos niños. Vivimos aparentan
do que estamos bien y nos aprendemos respuestas de memori
a.
Es muy duro vivir con máscaras 🎭 y por dentro sentir que estamos rotos. Vamos desconectándonos. Vivimos y sentimos que morimos. Ni siquiera podemos expresar por temor lo que llevamos dentro.  Nos ocultamos por miedo a ser juzgados. Buscamos complacer a los demás para ser aceptados evitando el rechazo mientras se hace más grande la separación entre quien soy y quien aparento ser. Una dualidad que me lleva a la infelicidad. Recuerda que la verdad te hace libre. Tu verdad puede ser difícil de enfrentar pero brindará libertad a tu ser. Cuando logres conocerte, perdonarte y amarte.  Podrás poner por palabra lo que sientes porque ya no habrá contradicciones entre lo que siento y lo que aparento.
consejos, emociones

Que las cosas sean como a mi me gustaría que fueran

“El árbol rígido es el que más fácilmente se quiebra,  mientras que el bambú o el sauce sobreviven gracias a su flexibilidad frente a la acción del viento”  Bruce Lee

La rigidez nos impide crecer. Nos lleva a sentirnos infelices, insatisfechos y desdichados. La flexibilidad me lleva a entender que mi percepción es limitada y necesito ajustarme a la verdad de Dios porque ella nunca se ajustará a mí. Es como el tiempo en e l reloj lo conocemos y nos ajustamos o batallamos a diario en contra de el.  El tiempo nunca se ajustará a mí.

Tus creencias te hacen rígido en tu conducta. Las cosas cambian.  Re-evaluarse es de sabios. No todo es como queremos, pero si aprendemos puede ser aún mejor.

consejos, Consejos para la familia, emociones

Viviendo en emergencia emocional

Todos podemos pasar situaciones difíciles en nuestra vida. Son momentos de aflicción que nos llevan a enfrentarnos al mundo y hacer uso de los recursos internos que hayamos desarrollado para sobrellevar el momento.

Sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto un aumento de personas que se encuentran viviendo en emergencia emocional. Estresados continuamente convirtiendo su vida en un terreno minado. Inestables emocionalmente, enfermos físicamente, y débiles espiritualmente. Todas las áreas se encuentran en crisis. Estas personas buscan salvavidas, pero no aceptan la ayuda. Se hunden en su propio mar de veneno. Sus pensamientos están intoxicados. Es imposible ayudar a quien no quiere ser ayudado.

Es importante evaluar si la emergencia emocional se debe a ganancias secundarias . Se le llama de esta manera a las ventajas que puede obtener la persona de su situación.

Si te sientes sin recursos para manejar tus situaciones, busca ayuda y acepta tu condición. Si tu capacidad para manejar situaciones ya no es la misma reconoce tus límites. Las situaciones seguirán llegando porque es parte de la vida. El propósito no es dañarte, es enseñarte. La vida es una escuela que te enseñará de distintas maneras. Buscar ayuda a tiempo es de personas sabias. La ayuda te permitirá aliviar tu dolor mientras desarrollas tus redes de recursos internos para responder ante las situaciones externas.

Si te rodeas de personas en emergencia emocional ofrece tu ayuda con amor. pero entendiendo que ese amor también te incluye a ti. Los límites de protección son parte de tú cuidar tu corazón para no pasar a ser. parte del problema. Seamos agentes de cambios comenzando por nosotros mismos. Bendiciones!

 

 

consejos, Consejos para la familia, emociones, matrimonio

Perdón y reconciliación no es lo mismo

Es posible perdonar sin necesidad de reconciliarse. Sin embargo no es posible reconciliarse sin decidir perdonar. Perdonar es la decisión que toma aquel que quiere sanar su vida y no continuar alimentando la herida con los recuerdos del dolor. Perdonar es un proceso continuo no se logra de una vez. Se decide cada día y se mantiene en esa decisión. El perdón no significa que la otra persona lo merece. Es un acto de amor propio. La herida solo le duele a quién la siente. Es decidir ser libre de la amargura y del rencor. Comienza tu proceso y decide perdonar. No es necesario forzar una reconciliación hasta que estes listo para continuar. Es tu proceso y lo decides tú. Es por tu propio bien ♥ cuida tu corazón.

consejos, emociones

Capaz de orgullo como escudo…

Muchas personas han caído por causa del orgullo. Son personas que se ofenden fácilmente, tienen necesidad de siempre tener la razón, buscan continuamente sentirse superior a los demás, juzgan, critican, son inflexibles, rígidos y dramáticos. 

Justifican sus acciones buscando las faltas de los demás. Cierran la puerta a todo proceso de restauración porque piensan que no necesitan ayuda de nadie más. Qué podrán superar su situaciones solos. Si los confrontas con la verdad de su orgullo se justificarán de mil maneras. 

El orgulloso sólo quiere prevalecer y que las cosas se hagan de la forma en que ellos desean. Les cuesta aceptar sus debilidades y trabajar para cambiarlas. Debajo de su escudo se esconde el dolor. Se separan de todos hasta de ellos mismos. 

Rendir nuestro orgullo nos permite encontrarnos. Reconocer nuestra humanidad es parte del proceso. El orgulloso no ve sus errores sólo ve las faltas de los demás. Liberarnos del orgullo nos da libertad para sanar nuestra vida. El orgullo sólo puede soltarlo la persona que lo lleva. Es tú proceso, en que área estás siendo orgulloso?

consejos, emociones

Amor/odio: La ambivalencia emocional

El amor y el odio son estados emocionales que se sienten con igual intensidad en polos opuestos. La persona ambivalente desea amar, pero siente repulsión al mismo tiempo. 
No logra manejar sus emociones. Su necesidad de amar y dominar le hacen desconfiar de sí mismo y de las otras personas. Aquellos que aman y odian  se vuelven contradictorios. Quieren estar cerca del ser amado y cuando lo logra, comienza a querer castigarlo(a) con el desprecio. No logran amar y ser amados porque su referente de amor ha sido dañado. En muchas ocasiones puede haber otros trastornos psiquiátricos que los lleven a estos comportamiento. Si sientes que amas, pero odias al mismo tiempo, necesitas ayuda profesional. No es saludable mantenerse en una ambivalencia emocional es una conducta de manipulación auto destructiva.

consejos, Consejos para la familia, emociones, salud

Para ti mujer: El secreto para sentirte feliz contigo misma

 La felicidad son estados emocionales que varían en intensidad y duración.  Cuando deseamos trabajar con nosotras mismas y nuestra felicidad es importante el auto conocimiento. Esto te ayudará a saber quien eres y cuales son tus gustos, preferencias y necesidades. No puedes buscar aquello que no conoces.

Necesitas sacar tiempo para reflexionar sobre aquellas cosas que te gustarían sucedieran en tu vida en los próximos años. Transportarte a tu vida ideal te ubica para que puedas recorrer el camino desde donde estas hacia donde quieres ir. Luego debes trazar un plan para saber que áreas necesitas trabajar para lograr lo que deseas tener. Busca información acerca de aquellas cosas que necesitas mejorar y no sabes como hacerlo. Buscar ayuda es de sabios, infórmate.

Hay otros factores que necesitas considerar para lograr la felicidad propia. Las mujeres tienden a cambiar de emociones influenciadas por las hormonas. Es posible que por descontrol hormonal te sientas triste y hasta deprimida. De ser así busca ayuda de un profesional de la salud. Los ambientes de mucha tensión pueden hacerte sentir triste, evítalos de ser posible. La alimentación y el ejercicio  son fundamentales en el bienestar del cuerpo y la mente. Incluye hábitos de sana alimentación y rutinas de ejercicios. Te ayudará a sentirte satisfecha contigo misma. Se recomienda trabajar con la espiritualidad y tiempo de reflexión donde te conectas interiormente contigo misma y con tu creador. Otro aspecto muy importante son las horas de sueño sin el descanso reparador no te sentirás tolerante contigo misma y con los demás.

 Escribe el nombre de tu red de apoyo y agradece a Dios por rodearte de buenas personas. No tienen que ser perfectas pero son personas que te aman y están cerca de ti. Perdona a todo el que te lastimo, el perdón no beneficia a la otra persona solamente, el perdón te libera a ti. Agradece a Dios cada bendición que te ha otorgado y aquellas que están por venir. El agradecimiento permite que lleguen más bendiciones a nuestras vida. Ver lo bueno te ayudará a valorar y disfrutar lo que tienes promoviendo un estado de bienestar que como resultado traerá la felicidad.

emociones, salud

De la enfermedad a la salud

En el interior de cada ser humano se encuentra un banco de datos que nosotros le llamamos recuerdos. Toda la información adquirida a través de las experiencias de vida se encuentran guardadas en la memoria. Aunque usted no pueda recordar de forma consciente, los sucesos de su vida quedaron archivados. El 90% de los recuerdos que tenemos los podríamos clasificar como inconscientes. El otro 10% corresponde a los recuerdos conscientes. Cada recuerdo almacenado se guarda en forma de imágenes en nuestra memoria. Cada imagen produce en nuestro cuerpo efectos fisiológicos asociados a la emoción que se asocia con la misma.

Dr. Hamer, un médico alemán que llegó a concluir que, tras enfermedades graves como el cáncer, podía haber un problema emocional vivido en soledad, que acaba atrapando a la persona hasta el punto de dejar de dormir. Esta es la clave que hace que una enfermedad que estaba en el plano emocional acabe transformándose en una enfermedad física; el cuerpo se desajusta por falta de descanso. Según el Dr. Hammer tras la enfermedad hay un desequilibrio energético. Tenemos un cuerpo energético que vitaliza al físico y, que al ser impactado por el sufrimiento emocional, deja zonas del cuerpo bajas de energía, perdiendo éste la vitalidad que necesita. Promueve que la curación pasa por la resolución de un conflicto emocional y no por el consumo de fármacos.

 Emociones que enferman:

Emociones  negativas como el miedo, tristeza, represión de los sentimientos, odio o rencor provocan enfermedad.

 Emociones que sanan:

Sentimientos asociados al amor, como el perdón, son claves para superar los conflictos y recuperar la normalidad física, emocional y espiritual. Nos ayudan a ser felices.

Podemos aprender de la enfermedad y mejorar nuestra vida. Este proceso nos ayudará a adquirir sensibilidad hacia los demás y hacia los propios sentimientos. También nos alerta que hay algo en nuestro interior que no está bien, es un aviso de la enfermedad espiritual y un revulsivo para cambiar. El cambio interior es lo más importante. Si no hay voluntad de solucionar los malos hábitos psíquicos y problemas emocionales, si no se encuentra un motivo para vivir, no habrá una  curación permanente. Ayuda saber que somos espíritus inmortales que venimos a avanzar en el aprendizaje del amor y que los problemas nos pueden ayudar a ello.

La ayuda tiene que ser a todos los niveles como por ejemplo:

-Energético como las terapias de laser de baja frecuencia

– Masajes de Organización Neurológica Funcional

-Físico como la alimentación vegetariana, desintoxicar el cuerpo y hacer

ejercicios.

-Espiritual intentando ayudar a la persona a resolver su problema

emocional. (siendo el primer paso exteriorizarlo, no vivirlo en soledad)

Hacerle saber que su problema emocional tiene solución, que tiene que pedir ayuda o tratar de solucionarlo con la persona con la que lo tiene. Si habla con ella y la perdona, ayudará a la relación y resolverá el problema emocional.

Existen varios factores para las enfermedades. Hay enfermedades provocadas exclusivamente por un problema emocional y otros donde predomina un factor genético, una predisposición que hace que una persona, bajo cierta circunstancia emocional o físico-química, sea más propensa que otra a desarrollar la enfermedad. Alimentos, radiación, tóxicos, todo influye.Sanar nuestro cuerpo y nuestra vida es nuestra responsabilidad. Requiere un cambio de hábitos de vida y pensamiento. Debemos crear consciencia y comenzar a trabajar con las pequeñas señales de aviso que nuestro cuerpo produce. Ignorar estas señales traerá consecuencias graves a largo plazo. Cuando trabajamos con nuestro cuerpo para sanar debemos incluir la parte emocional asociada a la enfermedad para adelantar el proceso. Sanar tu cuerpo pero no tus emociones te llevará a producir más enfermedad. Recuerda que tu puedes contribuir de manera activa al fortalecimiento de tu vida.

L. Dávila