consejos

CONOCIENDO MIS EMOCIONES

Una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia. En el ser humano la experiencia de una emoción generalmente involucra un conjunto de cogniciones, actitudes y creencias sobre el mundo, que utilizamos para valorar una situación concreta y, por tanto, influyen en el modo en el que se percibe dicha situación.

Las emociones al ser estados afectivos, indican estados internos personales, motivaciones, deseos, necesidades e incluso objetivos. Cada individuo experimenta una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, aprendizaje, carácter y de la situación concreta. Algunas de las reacciones fisiológicas y de comportamiento que desencadenan las emociones son innatas, mientras que otras pueden adquirirse.

Las emociones que más experimentamos en nuestra vida son:

  • MIEDO: Anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad.
  • SORPRESA: Sobresalto, asombro, desconcierto. Es muy transitoria. Puede dar una aproximación cognitiva para saber qué pasa.
  • AVERSIÓN(repugnancia): Disgusto, asco, solemos alejarnos del objeto que nos produce aversión.
  • IRA: Rabia, enojo, resentimiento, furia, irritabilidad.
  • ALEGRÍA: Diversión, euforia, gratificación, contentos, da una sensación de bienestar, de seguridad.
  • TRISTEZA: Pena, soledad, pesimismo.

Cada emoción tiene diferentes funciones en nuestra vida. Cuando sentimos. Miedo tendemos hacia la protección, la sorpresa nos  ayuda a orientarnos frente a la nueva situación. La aversión (repugnancia) nos produce rechazo hacia aquello que tenemos delante. Cuando experimentamos ira esta nos induce hacia la destrucción. La emoción de la alegría  nos induce hacia la reproducción (deseamos reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien). Y la tristeza nos motiva hacia una nueva reintegración personal. Las emociones poseen unos componentes conductuales particulares, que son la manera en que éstas se muestran externamente. Son en cierta medida controlables, basados en el aprendizaje familiar y cultural de cada grupo: expresiones faciales. acciones y gestos, distancia entre personas y los componentes no lingüísticos de la expresión verbal (comunicación no verbal). Otros componentes de las emociones son fisiológicos e involuntarios, iguales para todos: temblor, sonrojarse, sudoración, respiración agitada, dilatación pupilar, aumento del ritmo cardiac entre otras.

Todas las personas nacemos con unas características especiales y diferentes, pero muchas veces la manera que tenemos de comportarnos o de enfrentarnos a los retos de la vida son aprendidos. Todo esto lo adquirimos sin darnos cuenta ya desde el momento en que venimos al mundo: nos comportamos como nos han “enseñado” a comportarnos. Quererse a uno mismo, ser más generoso con los demás, aceptar los fracasos, no todo depende de lo que hemos heredado, por lo que hemos de ser capaces de seguir aprendiendo y mejorando nuestras actitudes día a día, aprender a ser más inteligentes emocionalmente, en definitiva a ser más felices.

L. Dávila

 

 

 

 

 

consejos

INTELIGENCIA EMOCIONAL Y CONSEJERÍA PREVENTIVA

La educación actual mantiene un enfoque puramente académico olvidando la naturaleza holística del ser humano. Los niños carecen de destrezas que les ayuden a manejar las diferentes situaciones a las que podrían enfrentarse en la vida. La inteligencia emocional traduce la capacidad para ejercer adecuado autoconocimiento. Estos logros se verán reflejados en habilidades sociales como la empatía, la comunicación, la relación interpersonal, el liderazgo, la convivencia entre otros. Es importante mencionar que los medios de comunicación han permitido que la información sea cada vez más rápida y accesible, pero con un grado de influencia muy grande. Promueven prácticas nocivas a la salud, poniendo en riesgo la vida de los niños.

La consejería preventiva tiene como objetivo educar antes de que ocurra el evento. Es proveer las herramientas adecuadas de manera que al llegar el momento o etapa de vida se aplique el conocimiento adquirido. La educación en el área emocional ha sido relegada por la educación puramente académica. Hemos alcanzado grados académicos sin embargo tenemos cada día más problemas sociales y familiares. Esta comprobado que la escuela por si sola no puede educar a un niño en todas las áreas del saber humano. Hay funciones que le corresponden a la familia.

La familia como sistema de aprendizaje social tiene la mayor influencia en la vida de los hijos. Se aprende por el ejemplo, los padres deben comprender que los niños seguirán su ejemplo no sus palabras. Entonces para comenzar a proveer las herramientas correctas a cada familias se deberá comenzar reeducando a los padres. La influencia de un padre en la vida de los hijos es mayor que la de algún extraño. Son los padres los que pueden ejercer un liderazgo efectivo en sus hogares. En  consejería podemos observar como los adultos repiten los errores aprendidos de sus padres aun cuando no es lo que desean.

Antes de llegar a enfrentar situaciones y cometer errores debemos aprender a buscar sabios consejos de personas que tengan experiencia en el área. La vida de la persona te ayudará a saber si lo que practica realmente funciona. Si tiene éxito en su vida, trabajo y familia entonces sus consejos podrán ser considerados y evaluados para ver si aplican en tu caso particular. Un consejo es una sugerencia no una camisa de fuerza.  Tu vida es tu responsabilidad y las consecuencias tendrás que enfrentarlas. No esperes a tener una situación grave para buscar consejería preventiva y desarrollar tu inteligencia emocional. La clave esta en el tiempo el concepto de prevención implica que se busca antes de que suceda. Es para evitar que pase no es lo mismo que resolver ni arreglar. Prevenir es tomar las medidas necesarias antes de que ocurra.

L. Dávila

 

consejos

EDUCAR A NUESTROS HIJOS EN LA RESPONSABILIDAD

Todos los padres queremos tener hijos responsables. Para lograr que los niños comprendan la importancia de la responsabilidad y se esfuercen por desarrollarla  requiere esfuerzo y constancia. Esta área es muy importante para el éxito en la vida de nuestros hijos. Requiere esfuerzo, dedicación, paciencia, confianza y seguimiento. Comienza poco a poco desde que el niño empieza a hacer las cosas por si solo. Puedes permitir que participe en la toma de decisiones sencillas y luego ir aumentando la dificultad. Llevarlos a analizar las posibles consecuencias. Darles  la oportunidad de que experimente el resultado de sus acciones en casa. Como padres debemos comprender los fracasos y enseñarles a aprender de los mismos. Enseñarle a tus hijos desde pequeños con tu ejemplo a ser responsable será la manera más efectiva. El apoyo que le brindemos en el proceso les ayudará a sentirse confiados y seguros.

Ser oportuno en la enseñanza. Es aprovechar cada momento en que surge la oportunidad de mostrarle a alguien ejerciendo un acto de responsabilidad. No hagas por el niño lo que el puede hacer por el mismo. Cuando no le damos la oportunidad de crear la experiencia evitamos que desarrolle capacidades que contribuyen a ser responsables. Deja que experimente las consecuencias naturales de su irresponsabilidad. El miedo al sufrimiento que puede sentir nos impide que fomentemos el desarrollo de su carácter. Permítale elegir entre varias opciones cuando la situación así lo requiera.  Brindarle opciones sencillas para que pueda aprender a elegir bien.  Cuando tu hijo (a) cumpla su palabra o realice bien su tarea reconócelo. Le ayudará saber que lo esta haciendo bien, se motivará a continuar esforzándose.

Papá y mamá necesitan ser ejemplos de conductas responsables. No podemos pretender que nuestros hijos sean todo aquello que nosotros no somos. Nuestro ejemplo es mucho más fuerte que nuestras palabras. Permite que participen en decisiones del hogar que puedan ser consideradas sus opiniones. No tenemos porque temer a las opiniones de los más pequeños. El ser escuchados le ayudará a sentir que pertenecen a la familia y aportar a ella responsablemente. Establecer reglas claras donde las tareas y labores domésticas son primero que el juego y la televisión.  Esta reglas ayudarán  a la estructura de la familia y determinarán la función de cada miembro. Utiliza ejemplos que muestren al niño (a) la mejor manera de realizar las tareas. Nuestra ayuda debe ir acompañada de ejemplo y supervisión. No puedes exigir aquello que no le has enseñado como debe ser hecho. Recuerda que la practica hace la perfección. Es posible que al principio cometa errores pero con tu ayuda podrá mejorar cada vez más.

Otras sugerencias:

–  Se sugiere asignar al niño (a) responsabilidad en las tareas del hogar de acuerdo a    su capacidad y edad cronológica.

– El equilibrio entre las tareas de la escuela y el hogar es importante. Recuerde que son niños y también necesitan tiempo para jugar y recrearse.

– Defina como padre lo que espera del niño explicándole la tarea y lo importante que es su ayuda en la casa.

Los hijos son nuestro reflejo, si son responsables es que cuando eran pequeños los enseñamos a ser responsables.

UN NIÑO (A) ES RESPONSABLE SI:

  • Realiza sus tareas normales sin que haya que recordárselo a cada momento.
  • No culpa a los demás de sus irresponsabilidades
  • Es capaz de escoger entre diferentes alternativas para realizar su trabajo
  • Puede tomar decisiones que difieren de las que otros toman en su grupo de pares
  • Lleva a cabo lo que dice que va a hacer
  • Reconoce sus errores sin necesidad de disculparse de forma excesiva

L. Dávila

consejos

Como puedo lograr el cambio que deseo

Como lograr el cambio que deseo

Llegan momentos en nuestra vida donde comenzamos a sentir la necesidad de un cambio. Es la sensación de querer algo más, diferente, nuevo. Para poder lograrlo y que permanezca en el tiempo es importante saber como podemos lograrlo. Cuando entiendes que hay otras posibilidades y formas de vivir entonces aceptas la idea de un cambio. La palabra cambio se define como el concepto que denota la transición que ocurre cuando se va de un estado a otro. La necesidad surge cuando el estado en que te encuentras ya no llena tus expectativas y necesidades. Es una manera de alterar mis actividades habituales, es cambiar la llamada rutina que tanto nos molesta.

Muchas personas comienzan por el exterior lo que produce un cambio en apariencia pero no en su perspectiva de vida y conducta. Los cambios que se producen de afuera para adentro  se desvanecen con el tiempo. No produce el resultado que se espera. Todo cambio verdadero surge desde el interior y luego se manifiesta en el exterior.

Para comenzar debes expandir tus conocimientos sobre lo que deseas cambiar. Adquirir nueva información te ayuda a ver las posibilidades que puedes tener. Luego enumera los beneficios para fortalecer tu entusiasmo. Esto te ayudará a mantener la fuerza de voluntad necesaria para seguir. Enumera los pasos o decisiones que debes tomar para comenzar tu proceso al cambio. Se comienza paso a paso, no subestimes los pequeños cambios todo lo que hoy es grande comenzó con una idea pequeña. Visualiza tu meta esto te ayudará a experimentar las emociones que sentirás cuando alcances tu objetivo. Enfocarte en el procesote permite ajustar tu mecanismo óptico para ver la imagen de lo que quieres lograr  con claridad evitando distracciones.  Disfruta tu caminoentendiendo que cada experiencia te enseñará una lección que más adelante te servirá para ayudar a otros. Se persistente en alcanzar tu metainscríbete en el grupo de los que permanecen hasta lograr lo que desean. Adelante el mundo es de aquellos que se atreven a hacer la diferencia.

 

L. Dávila