consejos, emociones

¿Quién eres de verdad?

 
18-mayo.png
 
Poner por palabras nuestras emociones y sentimientos no es algo fácil de hacer. Nos han enseñado a ocultar nuestros verdaderos sentimientos desde que somos niños. Vivimos aparentan
do que estamos bien y nos aprendemos respuestas de memori
a.
Es muy duro vivir con máscaras 🎭 y por dentro sentir que estamos rotos. Vamos desconectándonos. Vivimos y sentimos que morimos. Ni siquiera podemos expresar por temor lo que llevamos dentro.  Nos ocultamos por miedo a ser juzgados. Buscamos complacer a los demás para ser aceptados evitando el rechazo mientras se hace más grande la separación entre quien soy y quien aparento ser. Una dualidad que me lleva a la infelicidad. Recuerda que la verdad te hace libre. Tu verdad puede ser difícil de enfrentar pero brindará libertad a tu ser. Cuando logres conocerte, perdonarte y amarte.  Podrás poner por palabra lo que sientes porque ya no habrá contradicciones entre lo que siento y lo que aparento.
consejos, emociones

Que las cosas sean como a mi me gustaría que fueran

“El árbol rígido es el que más fácilmente se quiebra,  mientras que el bambú o el sauce sobreviven gracias a su flexibilidad frente a la acción del viento”  Bruce Lee

La rigidez nos impide crecer. Nos lleva a sentirnos infelices, insatisfechos y desdichados. La flexibilidad me lleva a entender que mi percepción es limitada y necesito ajustarme a la verdad de Dios porque ella nunca se ajustará a mí. Es como el tiempo en e l reloj lo conocemos y nos ajustamos o batallamos a diario en contra de el.  El tiempo nunca se ajustará a mí.

Tus creencias te hacen rígido en tu conducta. Las cosas cambian.  Re-evaluarse es de sabios. No todo es como queremos, pero si aprendemos puede ser aún mejor.

consejos

El dolor es parte de la vida…

El dolor es parte de la vida. Evitamos sentir dolor, pero aquellos que no sienten ya están muertos. Son insensibles! Sus sentidos están desconectados de sus emociones, dejándolos en un estado de probarse a sí mismos su vida. Se exponen continuamente a peligros y riesgos porque necesitan sentir. Se llevan al extremo en los deportes y en sus estilos de vida.
Por el contrario otros son hipersensibles. Todo les afecta al máximo. Son seres especiales con su sensibilidad a flor de piel. Sus sentimientos y emociones son expresadas de diversas maneras. Su sistema nervioso muchas veces se afecta por no saber manejar los estímulos del ambiente. En muchos casos son personas que han sufrido traumas desde muy pequeños. Han vivido con el dolor y llevan el miedo de volver a vivir la experiencia nuevamente.
Cada persona es un mundo. Todo guardamos una historia en nuestra memoria. La llevamos en impregnada en nuestro cuerpo. En cada uno de nuestros órganos. Aunque nuestra mente no recuerde todos los detalles nuestro cuerpo sabe lo que sintió en el momento del evento.
Seamos compasivos con nosotros mismos y con los demás. Somos libros vivos que llevan las huellas del amor y del dolor. Dra. Lismary Dávila