emociones, salud

De la enfermedad a la salud

En el interior de cada ser humano se encuentra un banco de datos que nosotros le llamamos recuerdos. Toda la información adquirida a través de las experiencias de vida se encuentran guardadas en la memoria. Aunque usted no pueda recordar de forma consciente, los sucesos de su vida quedaron archivados. El 90% de los recuerdos que tenemos los podríamos clasificar como inconscientes. El otro 10% corresponde a los recuerdos conscientes. Cada recuerdo almacenado se guarda en forma de imágenes en nuestra memoria. Cada imagen produce en nuestro cuerpo efectos fisiológicos asociados a la emoción que se asocia con la misma.

Dr. Hamer, un médico alemán que llegó a concluir que, tras enfermedades graves como el cáncer, podía haber un problema emocional vivido en soledad, que acaba atrapando a la persona hasta el punto de dejar de dormir. Esta es la clave que hace que una enfermedad que estaba en el plano emocional acabe transformándose en una enfermedad física; el cuerpo se desajusta por falta de descanso. Según el Dr. Hammer tras la enfermedad hay un desequilibrio energético. Tenemos un cuerpo energético que vitaliza al físico y, que al ser impactado por el sufrimiento emocional, deja zonas del cuerpo bajas de energía, perdiendo éste la vitalidad que necesita. Promueve que la curación pasa por la resolución de un conflicto emocional y no por el consumo de fármacos.

 Emociones que enferman:

Emociones  negativas como el miedo, tristeza, represión de los sentimientos, odio o rencor provocan enfermedad.

 Emociones que sanan:

Sentimientos asociados al amor, como el perdón, son claves para superar los conflictos y recuperar la normalidad física, emocional y espiritual. Nos ayudan a ser felices.

Podemos aprender de la enfermedad y mejorar nuestra vida. Este proceso nos ayudará a adquirir sensibilidad hacia los demás y hacia los propios sentimientos. También nos alerta que hay algo en nuestro interior que no está bien, es un aviso de la enfermedad espiritual y un revulsivo para cambiar. El cambio interior es lo más importante. Si no hay voluntad de solucionar los malos hábitos psíquicos y problemas emocionales, si no se encuentra un motivo para vivir, no habrá una  curación permanente. Ayuda saber que somos espíritus inmortales que venimos a avanzar en el aprendizaje del amor y que los problemas nos pueden ayudar a ello.

La ayuda tiene que ser a todos los niveles como por ejemplo:

-Energético como las terapias de laser de baja frecuencia

– Masajes de Organización Neurológica Funcional

-Físico como la alimentación vegetariana, desintoxicar el cuerpo y hacer

ejercicios.

-Espiritual intentando ayudar a la persona a resolver su problema

emocional. (siendo el primer paso exteriorizarlo, no vivirlo en soledad)

Hacerle saber que su problema emocional tiene solución, que tiene que pedir ayuda o tratar de solucionarlo con la persona con la que lo tiene. Si habla con ella y la perdona, ayudará a la relación y resolverá el problema emocional.

Existen varios factores para las enfermedades. Hay enfermedades provocadas exclusivamente por un problema emocional y otros donde predomina un factor genético, una predisposición que hace que una persona, bajo cierta circunstancia emocional o físico-química, sea más propensa que otra a desarrollar la enfermedad. Alimentos, radiación, tóxicos, todo influye.Sanar nuestro cuerpo y nuestra vida es nuestra responsabilidad. Requiere un cambio de hábitos de vida y pensamiento. Debemos crear consciencia y comenzar a trabajar con las pequeñas señales de aviso que nuestro cuerpo produce. Ignorar estas señales traerá consecuencias graves a largo plazo. Cuando trabajamos con nuestro cuerpo para sanar debemos incluir la parte emocional asociada a la enfermedad para adelantar el proceso. Sanar tu cuerpo pero no tus emociones te llevará a producir más enfermedad. Recuerda que tu puedes contribuir de manera activa al fortalecimiento de tu vida.

L. Dávila

3 thoughts on “De la enfermedad a la salud”

  1. ¡Gracias, ha sido un post muy buen! El punto de las emociones es estupendo. Definitivamente soy de la idea de que la buena alimentación es indispensable para tener un cuerpo y mente sanos, pero el deporte es el complemento perfecto para lograr más y mejores resultados.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.